#NellieBly

Periodismo es Nellie Bly

Hoy, 8 de marzo, con motivo del Día de la Mujer reseñamos 'Diez días en un manicomio', de una extraordinaria y entrañable periodista, que no solo influyó en su profesión, sino al conjunto de la sociedad estadounidense.

 

 

 

 

 


Nellie Bly fue pionera en el periodismo de investigación en primera persona, fue pieza indiscutible en la formación y consolidación del Nuevo Periodismo norteamericano a mediados del siglo XIX. Su labor profesional rompió de arriba a abajo todos los esquemas del ejercicio periodístico de la mujer hasta entonces instaurados. Y, es que, las féminas periodistas de la época se limitaban a informar sobre las últimas novedades en jardinería, hogar, prendas… Temáticas completamente diferentes a las que Nellie Bly se afrontaba diariamente. Los fines que perseguía esta maravillosa y casi, podría afirmarse, inigualable periodista, iban mucho más allá de la mera vestimenta a la moda. Ella hablaba de reformas sociales, cambios en la estructura del sistema establecido, destapes corruptos… Le gustaba desentrañar la realidad, llegar a la más profunda de las verdades y mostrársela al mundo tal y como era. Se sumaba al conjunto de periodistas del momento que no se dejaban guiar por puros intereses propios. Por el contrario, combatían, poniendo a prueba todas sus capacidades, para denunciar todo tipo de injusticia social.

 

Si habláramos de todas las proezas acometidas por la excelente Nellie Bly, seguramente necesitaríamos varios artículos para plasmarlas. Por esta razón, Artagónicos ha querido resaltar una de sus más conocidas aventuras. Aventura que quedó recogida en el libro “Diez días en un manicomio”. El título, desde luego, consigue sembrar en el lector una curiosidad únicamente saciable mediante la lectura del sobrecogedor testimonio periodístico. A través de las páginas de este magnífico ejemplo de periodismo de infiltración, Nellie Bly relata en primera persona como tuvo que fingir estar loca para llegar a su objetivo: el psiquiátrico de la isla de Blackwell, en Nueva York. No le costó nada en absoluto alcanzar esta meta, prueba de la poca rigurosidad y seriedad del sistema. Ante cualquier minúsculo síntoma de demencia que presentara una mujer, era enviada a ese inhóspito y desolador manicomio como si de un estorbo se tratara. Una vez allí, la reportera anotaba a escondidas en su libreta las terribles vivencias e infernales condiciones a las que se veían sometidas las enfermas las 24 horas.

 

¿Las consecuencias de la publicación de este terrible pero real relato? Descúbrelas tú mismo. Te invitamos a la lectura de este extenso reportaje periodístico novelado. No tiene desperdicio alguno. Conocerás, no solo los comienzos de una nueva manera de hacer periodismo, sino a una figura que con el transcurso de los años ha quedado, desgraciadamente, sepultada por informaciones banales y poco exigentes con los compromisos sociales actuales. Hoy, Artagónicos desentierra a Nellie Bly recordando así los verdaderos fines del buen periodismo.

Quiénes somos

Arte y cultura alternativa. Otro punto de vista.

Sevilla, España

info@artagonicos.com

Tel: 618431740 // 656949615 // 637142396