#LaBellaylaBestia

'La Bella y la Bestia', vuelve la gran película de Disney

Desde hace unos años parece que se ha instaurado la moda de los remakes en acción real de Disney, algunos como Maléfica, Alicia en el País de las Maravillas o la Cenicienta, han jugado con el cuento original y una adaptación moderna y algo libre del cuento. Pero, ‘La Bella y la Bestia’, parece ser el remake más fiel al original hasta la fecha. 

 

 


Desde hace unos años parece que se ha instaurado la moda de los remakes en acción real de Disney, algunos como Maléfica, Alicia en el País de las Maravillas o la Cenicienta, han jugado con el cuento original y una adaptación moderna y algo libre del cuento. Pero, ‘La Bella y la Bestia’, parece ser el remake más fiel al original hasta la fecha. 

 

La Bella y la Bestia se estrenó en 1991, consiguiendo ser uno de los clásicos más venerados de la casa Disney. Tras su estreno llenó el nombre de Walt Disney de reconocimiento, no solo por parte del público, sino además por parte de la crítica. Una historia llena de magia, una animación más que excelente para la época y unas canciones inolvidables, hicieron el mix perfecto para que la película de los noventa marcara a toda una generación.

 

Bill Condon (‘La Saga Crepúsuculo: Amanecer’, ‘Dreamgirls’…) consigue una adaptación del clásico casi impecable. Sin embargo, las expectativas que la película animada, son difícilmente superables. El director ofrece una película que cuenta con un valor de producción espectacular en los sets. El diseño, el vestuario y los efectos especiales hacen de algunas escenas pura magia dentro del largometraje. No olvidemos que Condon, está detrás de ‘Dreamgirls’, por lo que en la película no faltan espectaculares coreografías, ostentosos números musicales en los que canciones que todos conocemos como “Belle” y “Gaston” se realzan y hace estremecer al público, que revive de manera fidedigna el clásico original. 

Hay momentos en los que Bella y Bestia entran en sinergia, con el mismo ritmo y hacen que la película se eleve. Sin embargo, hay otros en que a los dos actores protagonistas les puede el peso de las expectativas. Una genial Emma Watson, que en el papel nos la describen como reivindicativa, feminista e ingeniosa, no deja de hacer el papel de predecible princesa Disney, la misma Bella que hace 26 años. Quizás el papel podría haber explorado otras opciones y haber mostrado a una Bella más renovada y actualizada a la sociedad de 2017, no dudamos que se ha intentado dar un perfil psicológico distinto, un pequeño avance quizás por las peticiones de Emma, pero que al final no dejan de ser meros detalles superficiales (la actriz se negó a ir con tacones e impuso el uso de botas), pero se esperaba algo más al ser la actriz un firme defensora de los derechos de la mujer.

 

El reparto restante tampoco muestran cambios significativos, manteniendo la línea de la película original. Los objetos mágicos y llenos de vida, en la película recobran un diseño más realista, no podíamos esperar menos con los avances cinematográficos en los que estamos inmersos. Cabe destacar una especial relevancia de Gastón en la historia, interpretado por un Luke Evans que humaniza el ego inflado del personaje y continuamente encuentra maneras inteligentes para transmitir vanidad. Además, alabamos un momento LGTB en la historia dando visibilidad, sin dar lugar a la ambigüedad, a la homosexualidad dentro del film. 

Personajes clásicos de la película como el candelabro Lumiere (interpretado por Ewan McGregor) y Ding el reloj (interpretado por Sir Ian McKellen), son manifestaciones digitales con las que Watson tiene que interactuar. Se puede observar a veces, una sobrecargar de efectos especiales y digitalización, que han dejado atrás el trabajo de maquillaje y prótesis, que podrían haber hilado una historia más real y con más química entre la Bella y la Bestia.

 

La película, siendo La Bella y la Bestia, una historia hermosa y un musical mágico, que engrandece el film en varios momentos. A pesar de esto, existe una brecha entre la película original y esta, por lo que las comparaciones directas no deberían hacerse y esta última debería lograr sus propios méritos. 

 

Resaltamos además, que B. Condon cuenta, sin duda, con un público potencial, los espectadores que ya adoran la película de animación o el musical de Broadway. Ambos encontrarán cosas que apreciar y rescatar en la adaptación del director.

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Cris P. (jueves, 23 marzo 2017 17:17)

    La verdad es que si, que daban un fuerte bombo al papel de Emma Watson, pero q tampoco ha sido para tanto. De todas formas, no había que pasar por alto que no dejaba de ser de Disney... tampoco hay q pedirles peras al olmo jajaja

  • #2

    Álvaro Sanz (jueves, 23 marzo 2017 17:48)

    A mi sin duda de todos los remake hechos hasta ahora de Disney, es la mejor! A ver qué tal cuando saquen la de la Sirenita, deseando estoy.

Quiénes somos

Arte y cultura alternativa. Otro punto de vista.

Sevilla, España

info@artagonicos.com

Tel: 656949615 // 637142396