#AgnesVarda

Agnès Varda, vivir para contar historias

Gran referente de la Nouvelle Vague, es considerada una de las precursoras del cine hecho por mujeres y del cine feminista. Nosotros le rendimos un pequeño homenaje destacando los cinco títulos que consideramos vitales para entender una mirada única.


De origen belga, nació un 30 de mayo de 1928, pero acabó mudándose a París para formarse en Historia del Arte en la École du Louvre, además de conseguir varios trabajos como fotógrafa. En la capital francesa empezó a codearse con grandes nombres del séptimo arte francés, así Jean-Luc Godard y Alan Resnais le estimularon a profundizar en su amor por el cine. Y lo consiguieron. Decenas de piezas audiovisuales (cortometrajes, documentales y ficción) le hicieron suyo el sobrenombre de “Dama de la Nueva Ola francesa” (aunque ella se autodenomina a día de hoy "Dinosaurio de la Nouvelle Vague"), siendo considerada como una de las directoras que mejor representa el llamado “cine de autor”.

 

Las creaciones de Varda ahondan en lo más profundo de sus intereses, inquietudes y preocupaciones. Temas como el paso del tiempo, la felicidad o la cotidianidad han sido el eje de sus películas más icónicas. Su cine ha sido descrito como vanguardista, único, profundo y feminista, siendo un claro ejemplo de la búsqueda de lo extraordinario en el día a día.

 

Para entender su mirada, tan personal como apasionante, es preciso visionar varios de sus films. Nosotros hemos seleccionado cinco títulos vitales que cualquier cinéfilo ha de tener en cuenta. 

 

La Pointe Courte (1955):

 

En su ópera prima se inspiró en la novela 'Las palmeras salvajes' de William Faulkner. En ella nos cuenta cómo un hombre vuelve a su ciudad natal y encuentra su famoso barrio de pescadores. Su mujer viene para reunirse con él y durante algunos días van a analizar la situación existente entre su pareja. Con esta obra la directora ya deja entrever el carácter social y realista que desarrollará por toda su filmografía. 

Tío Yanco  (1967):

 

Durante la estancia de Varda en San Francisco en 1967 tuvo noticia de que vivía por allí un tío de ella, del que no había oído hablar antes. Apodado Yanco, es un pintor que vive en un barco hippie y que ama la vida. Con este trabajo nos adentramos de forma muy íntima en la vida de la directora, la cual nos evoca a la felicidad a través de diferentes símbolos durante todo el metraje.

Sin techo ni ley (1985):

 

Sandrine Bonnaire ganó un Premio César por su interpretación de Mona y Agnès el León de Oro en el Festival Internacional de Cine de Venecia por la que es considerada la gran obra maestra de su carrera y un prefacio del arte feminista.  La historia sigue a una desafiante joven vagabunda encontrada muerta en invierno. 

Les plages d'Agnès (2008): 

 

Con este documental autobiográfico explora sus memorias, de forma cronológica, a través de fotografías, vídeos, entrevistas, representaciones y narraciones de su vida. Reanuda las técnicas que más han marcado su cine, con el ingenio como su más ferviente compañero. 

Caras y lugares (2017):

 

Su última película es una colaboración con el artista JR, estrenada en el Festival de Cannes y en la que vemos a ambos recorrer las calles de Francia. En esta road movie conocerán a diferentes personas con las que intercambian puntos de vista, todo acompañado de la música de Matthieu Chedid.


Quiénes somos

Arte y cultura alternativa. Otro punto de vista.

Sevilla, España

info@artagonicos.com

Tel: 618431740 // 656949615 // 637142396