#Villanueva

Villanueva, acordes desde el corazón

Hace ya varios años que no para de girar por toda la geografía española, y ha sido en su paso por Sevilla cuando hemos tenido la oportunidad de hablar con él del pasado, presente y futuro de su música. 


Nos recibe con un abrazo tras bajarse de uno de los escenarios principales del Interestelar Sevilla, una de las citas más importantes a nivel nacional dentro de la música indie. Ha hecho vibrar tanto a los que esperaban en primera fila como a todo aquel que se ha ido acercando como una luciérnaga encandilada por la luz que desprende el buen hacer de su trabajo. Después una breve conversación en la que el compositor brilla de emoción, le pedimos que describa su música con tres palabras, lo piensa y responde convincente "Nacida del corazón". No ha fallado en la definición. Desde que en 2014 publicase 'Viajes de ida' no ha parado de visitar ciudades, mientras crítica y público se han rendido ante su voz y sus composiciones. No hay nada que venga porque sí, como apuntó Nacho Cano, "escuchas el disco de Villanueva y te das cuenta que aún el pop te puede sorprender. No es nada fácil cantar del modo en como lo hace él".

 

Sabemos que desde la salida del primer disco obtuvisteis muy buenas críticas, pero ¿os veíais desde el principio con gira como las que tenéis ahora? 

No, ni mucho menos. Cuando grabé el disco realmente era un capricho. Yo tenía unas canciones muy de dentro, muy digamos para mi familia. Esto es lo que necesito expresar y que no soy capaz de expresar, por ejemplo, en una conversación normal, y que sí en una canción. Entonces hubo gente que dijo "esto está súperguay", y lo mandé en su momento a la agencia con la que trabajaba. Bueno, hasta el punto de que le puse un nombre ridículo, que era mi segundo apellido, Villanueva, que no es que sea ridículo, pero para un grupo… Y al final, pues nada, empezamos a trabajar. No me veía con una gira, no me imaginaba tocando en un festival, era feliz con que me dijesen "vete a Zamora que tienes allí una sala". Simplemente parecía que mes a mes se unía más gente.

 

Hemos notado en el concierto que, pese a la lluvia y el mal tiempo, cada vez más gente se iba uniendo a escucharos, ¿notas eso en los conciertos? ¿Quizá tal vez sea el boca-oreja lo que, en parte, te ha ayudado a ganar más público?

Sí, realmente yo nunca he gozado de una súper promo y, sin embargo, siempre le doy importancia a cada persona que se acerca, que es la que poco a poco va transmitiendo ese rollo. La gente que se va quedando, yo la noto como muy fiel, hasta el punto en el que ya se hacen prácticamente amigos. Es como con los niños; cuando tú vives con un niño pequeño va creciendo y tú no te das cuenta. Yo no me doy cuenta en el día a día, pero cuando hago una reflexión, cuando ves a tu hijo dices ‘pues hace 6 meses que no lo veo y ha pegado un estirón’. Un poco es eso, ¿quién me había visto a mí hace 8 meses o hace un año aquí?

 

Esa respuesta del público se ha ido fraguando con mucho esfuerzo, ahora tienes un respaldo de una agencia, ¿notas el cambio en comparación con trabajar por tu cuenta?

Al principio estaba en una agencia, pero no me daba lo que necesitaba para seguir creciendo. Yo necesitaba convencer desde el subsuelo, y entonces me fui yo solo, empecé a hacer muchas cosas, hasta que luego ya tuve un manager y una nueva agencia. Y este último año, claro, fue increíble porque, acostumbrado a cargar yo con el peso de muchas cosas, ahora todo lo que viene es como un regalo, sé lo que les cuesta a ellos y yo eso lo valoro mucho.

 

Fotografías: ArtAgónicos

 

A la hora de componer, de ‘Viajes de Ida’ a ‘Zoo Para Dos’, ¿qué diferencia ha habido entre un disco y otro?

Pues me di cuenta que hay que ser un poco radical para hacer canciones. Tienes que ser tú mismo, haz las canciones sobre ti mismo, independientemente a responder a ciertos patrones estilísticos. No puedo decir que haya buscado nada entre uno y otro, porque eso la gente lo percibe. Lógicamente han pasado tres años, y uno se da cuenta, no en el momento, pero cuando lo ves en perspectiva ves lo mágico de todo esto. Cómo una canción refleja el momento de tu vida en el que estás, sin darte cuenta hasta que acabas el disco meses después. 

 

Respecto a las influencias ¿hay alguna clara que te haya inspirado más que la otra?

Tengo que responder de dos formas porque la verdad es que soy un consumidor de música increíble. Tengo mucha, mucha música, y muchos CD’s y vinilos. Uno tiene que responder de dos formas porque, a lo mejor, un arreglo de un artista sé que está bien en un momento, ¿es una influencia? No o sí; más bien es una referencia. Entonces, el 'Rei Momo de David Byrne', por ejemplo, es un flipe para mí. O 'Mutations' de Beck. Para mí y para ‘Zoo Para Dos’. Pero luego hay unas influencias que llevan toda mi vida y que son como mis ‘papás’. Iggy Pop, sobre todo su carrera en solitario, me gusta mucho, resaltando muchos aspectos técnicos. WILL NOSKE, R.E.M., David Bowie es Dios… ¡Ya sabéis por dónde voy!

 

Después de todo esto, ¿dónde te ves dentro de 5 años?

No quiero sonar a Paulo Coelho, pero mira, la meta es el camino. Es decir, soy feliz desde el principio de todo el proceso, y creo que se nota. Entonces, la meta es el camino y te tiene que gustar viajar. ¿Que dónde me veo? Haciendo lo mismo, con más repercusión o con menos, pero haciendo lo mismo igual de feliz.

 

Villanueva tiene una extensa gira que le llevará por Albacete, Elda o el Sonorama. Toda la info en sus redes sociales y página web: villanuevamusic.com.

Entrevista por: José Luis Marcos/ @joselumarcos

                           Sara Mena/ @sarastomen

Escribir comentario

Comentarios: 0

Quiénes somos

Cultura alternativa. Otro punto de vista.

Sevilla, España

info@artagonicos.com

Tel: 618431740 // 656949615 // 637142396